Un punto de inflexión en la historia de la Federación Nacional de Estudiantes Universitarios (Públicos) del Ecuador – FEUE Nacional –

490_309642172494701_1721366551_n

Quisiera comenzar diciendo que la intención de este escrito no es otra que la de describir, desde mi perspectiva, un proceso de cambio histórico que al momento se gesta dentro de las estructuras del movimiento estudiantil de las Universidades Públicas del Ecuador. Al mismo tiempo, consciente de la importancia de la autonomía relativa de las organizaciones sociales, y sobre todo de la organización estudiantil por su transversalidad y a veces carácter decisivo en diversas luchas, debo aclarar que mi respaldo supera personalidades de momentos determinados, para asentarse en los procesos emprendidos por colectividades y en las causas finales de dichos procesos. Por otra parte, este escrito también tiene como objetivo retomar brevemente algunos puntos y contraponerlos a su contexto y secuencia. Esto me parece resulta necesario sobre todo porque siento que nos encontramos en un momento en el que recordar la historia puede ser la única forma para realmente poder transformarla . Esto no pretende ser reseña extremadamente detallada.

Dicen que, en algunas ocasiones, debemos alejarnos un poco de las cosas para “poder verlas bien”. Esa es la razón por la que considero que mi, quizás no tan cercana, perspectiva puede resultar valiosa.

Inicios de la FEUE Nacional

logo-feue

Varios representantes estudiantiles, reunidos en la I Conferencia Nacional de Estudiantes Universitarios, dan nacimiento a la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, FEUE Nacional, el 6 de diciembre de 1942, hace ya 72 años.

Su primera acción clara fue luchar en contra el gobierno de Arroyo del Río, mismo que estaría alineado con el gobierno de los Estados Unidos, para, por ejemplo, pese a la tendencia del mercado mundial en cuanto a la alta demanda de materias primas mantener congelados los precios a un cuarto de lo que se cotizaban en el mercado internacional. Esto, según él, tendría como objetivo fortalecer la lucha contra el fascismo. Pondría además al servicio de la armada estadounidense las islas Galápagos y la Península de Santa Elena para que se instalasen bases aéreas, permitió que el ejército extranjero tuviese prioridad en la ruta del ferrocarril Guayaquil-Salinas, permitió la creación de un campo de concentración en Cuenca donde se encarcelarían italianos y alemanes de nacimiento ecuatoriano, entre otras cosas.

Esta secuencia de eventos provocarían enfrentamientos entre diversas fuerzas sociales y el gobierno de Arroyo del Río, el más emblemático sería el enfrentamiento del 28 de Mayo de 1944 en Guayaquil, a poco más de un año de nacimiento de la FEUE Nacional. Con un tiroteo entre fuerzas del Estado y diversas fuerzas sociales, entre ellas universitarios, que duraría hasta las 7 de la mañana del día siguiente, comenzó la sublevación general del pueblo del Ecuador, misma que no terminó de esparcirse hasta la renuncia del entonces Presidente de la República. Esta revuelta general del puedo ecuatoriano dejaría, según Francisco Garzón Valarezo “a los universitarios y a los sindicatos a cargo del país”. Este evento trascendental en nuestra historia lleva el claro nombre de “La Gloriosa”. La Gloriosa Para entender un poco más de la dinámica y función del nacimiento de la FEUE Nacional, es necesario que recordemos también el panorama geopolítico del momento, ya que, como resulta evidente cada vez que nos adentramos en nuestra historia, este tiene un carácter determinante en varios de los episodios de nuestra vida nacional.

En 1942 el mundo se encontraba sumergido en la Segunda Guerra Mundial, guerra que afectaría, de una manera u otra, a casi todos los países del planeta. El Ecuador no es la excepción, y por lo descrito en líneas precedentes podemos dar fácil cuenta de que la FEUE nace dentro del escenario nacional con un color rojo evidente, propio de una clara ideología de izquierda, remarcando de una manera local esa disputa geopolítica que al momento dividía hondamente el mundo. La FEUE nace, se podría decir, como elemento de choque local influenciada sobre todo por la creciente presencia de la URSS en el escenario político y sobre todo ideológico a nivel mundial. Terminada la guerra la tendencia de polarización continuaría durante la guerra fría, enfrentamiento no bélico permanente entre las dos principales potencias vencedoras sobre el fascismo alemán en la segunda guerra mundial, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, y los Estados Unidos de Norte América, EEUU (sobre esto cabe resaltar que la primera tendría más méritos para llamarse vencedora, ya que perdería 23,4 millones de personas, 26 veces más de lo que perdieron USA y Reino Unido juntas, además de ser Stalingrado el lugar que cambiaría la guerra). 54c1204672139e206e8b4614

El día del estudiante

El 29 de Mayo de 1969, hace exactamente 46 años, y exactamente 25 años después de “La Gloriosa”, durante el Gobierno de José María Velasco Ibarra, un grupo de estudiantes, principalmente secundarios, miembros de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios del Ecuador – FESE -, se tomaron la Casona Universitaria de la Universidad Estatal de Guayaquil, con la finalidad de exigir libre ingreso a las Universidades. A la historia resta lo que vino después: Un desenlace atroz. El desalojo de los estudiantes fue totalmente brutal, participaron comandos del Ejército, entre ellos el comando de paracaidistas, además de carabineros (todos sabemos bien que recuerda esa palabra) equipados con armamento policial. La masacre le costaría la vida a más de 30 jóvenes, además de la prisión y denunciados episodios de tortura para 140 estudiantes. casona Luego de esta gesta, sin duda heroica, por parte de las y los estudiantes secundarios, y sin duda nefasta por parte del Estado presidido por José María Velasco Ibarra, en complicidad con el Consejo Universitario de la Universidad Estatal de Guayaquil de aquel entonces, se consiguió el retirar los exámenes de ingreso a la Universidad, medida que esperaba garantizar el acceso a la educación superior a las personas menos favorecidas por la distribución extremadamente inequitativa de la riqueza nacional.

Lastimosamente el Estado tomo esa medida de manera aislada, y el principal objetivo que se buscó lastimosamente no se consiguió. Esto sucedió principalmente porque se descuidaron las problemáticas estructurales, como por ejemplo: garantizar primero el acceso al colegio público, garantizar las condiciones para que este pueda culminarse, garantizar que las condiciones socio económicas no resulten un desincentivo radical a la hora de decidir entre estudiar y trabajar al finalizar la instrucción secundaria, buscar que la calidad de la educación secundaria pública se incremente y consiga otorgar igualdad de condiciones en cuanto a formación que la educación secundaria privada, entre otras.

Según el Instituto de Investigaciones económicas de la Universidad Central del Ecuador, la matrícula universitaria se incrementó sustancialmente en los años siguientes a la supresión de los exámenes de ingreso, pero los estudiantes en más de un 90% continuaron proviniendo de las clases medias y altas; manteniéndose así en menos de un 10% los hijos de obreros, artesanos y campesinos.

El Movimiento Popular Democrático, MPD, y la FEUE

dffdsfds Según los registros, el MPD se funda el 17 de Marzo de 1978 y tiene acta de defunción en el registro del Consejo Nacional Electoral CNE, en julio del 2014. Es decir, existió de manera formal durante cerca de 36 años, esto evidentemente no quiere decir que haya nacido en ese momento, ni tampoco quiere decir que ya haya desaparecido. No pretendo adentrarme en la configuración de fuerzas políticas precedentes al nacimiento de dicho partido.

Nuevamente, pero décadas más tarde, el escenario geopolítico internacional volvería a resultar determinante en la dinámica de las organizaciones sociales del Ecuador, sobre todo aquellas de izquierda. Citaré a continuación un extracto del libro “Crisis y Reforma de la Universidad Ecuatoriana” de Osvaldo Hurtado (quién por cosas como la sucretización de la deuda no cuenta ni con un ápice de mi simpatía): “Existieron divisiones que afectaron a los partidos marxistas, unas causadas por el cisma chino-soviético derivado de la coexistencia pacífica con el capitalismo adoptada por la URSS (1956); y otras motivadas por la Revolución Cubana (1959) y la vía armada guerrillera que Fidel Castro y el Che Guevara promovieron en Latinoamérica. Sectores radicalizados constituidos principalmente por jóvenes, dejaron el Socialismo y el Comunismo ortodoxo y fundaron el Partido Socialista Revolucionario, PSR, (1963) y el Partido Comunista Marxista Leninista, Pcml, (1964), (más tarde conocido como MPD), que a partir de 1965, en general, pasaron a controlar las organizaciones estudiantiles de las universidades públicas(…) La clausura de la Universidad, la persecución que sufrieron y la lucha que libraron contra la Junta Militar (1963-66) contribuyeron a consolidar su liderazgo en el movimiento estudiantil; así como la desorganización en la que cayeron las fuerzas no marxistas y la apatía de amplios sectores universitarios(…) Consecuentemente, como suele suceder cuando la teoría no corresponde a la realidad, la lucha política del movimiento estudiantil resulto estéril y no logró alcanzar ninguno de los objetivos revolucionarios que se propuso.”

A propósito de esto, según varios textos y versiones de expresidentes de la FEUE, entre las que consideraban sus principales luchas podemos contar: la nacionalización del petróleo, el libre ingreso a la Universidad, la ampliación del cogobierno, la expulsión de las transnacionales TEXACO GULF y OXY, la no firma del TLC con EEUU, la exigencia de un presupuesto a las universidades, la oposición a la privatización de la educación superior pública en el Ecuador, la gratuidad de la matrícula, la salida de varios gobiernos entre 1997 y 2004. Como debe ser ya entendido a este momento, pocas de estas luchas, por no decir solamente una, fueron ganadas en los ya más de 50 años (considerando la fecha de 1965) en los que el MPD ha tomado para si al gremio universitario, la gran mayoría de estas luchas fueron conquistadas solamente en los últimos años, pero no por ellos. 300px-PCMLE_Marcha

Los últimos días del MPD en la FEUE

La FEUE Nacional al momento cuenta con 15 filiales en el país, 3 de las cuales, según versiones de varios presidentes de FEUEs filiales, tienen aún directivas cercanas al MPD, estás serían: Latacunga, Quevedo y Santa Elena. El actual presidente de la FEUE Nacional se llama Javier Rojas.

javier Rojas

En una ocasión me encontré con el en una entrevista sobre el alza de las tarifas del transporte masivo por parte de los GADs, nuestros puntos eran evidentemente antagónicos. La campaña que desarrollaba la FEUPE, tanto en la capital como en las diferentes ciudades del país, tenía un enfoque en el que se buscaban debates, tanto de transportistas con universitarios como con la sociedad en general, además cuentas y compromisos en cuanto a calidad del servicio, contaminación medioambiental, entre otras.

Por otra parte, era evidente que el enfoque del entonces presidente de la FEUE (si bien podía tener más), era buscar una polaridad política convocando a las y los estudiantes a las manifestaciones más próximas contra el gobierno actual, por lo menos eso sería lo más mencionado en la entrevista en la que me encontré con él. Eso, después de todo, podría no estar fuera del rol del representante estudiantil, el problema, desde mi perspectiva, recae en algunas cosas que considero nada deseables que se hicieron por parte de Rojas durante ese proceso.

Durante la jornada, en el momento en que entraron en disputa las competencias sobre las tarifas del transporte, Rojas apareció en la Alcaldía de Guayaquil, sentado junto a Jaime Nebot, en una reunión con estudiantes. Esto también, podría considerarse válido dentro del marco de la defensa del gremio, por diversa gama de razones, pero lo que se gritó fuera del municipio al terminar la reunión rebasa toda lógica: “Nebot, amigo, la U está contigo!” feue-propone-la-estatizacion-del-transporte-20141024052930-69ccdfa76fa1d5331f4107b17d4e7a83 Creo que es evidente en este punto que la situación deriva, más que del marco ideológico, del partidismo político en el corto plazo. Si resta alguien vivo de cuando fundaron la FEUE hace 72 años ¿pueden por favor hacerle una entrevista para saber qué piensa sobre esto? Me atrevo a decir que, lastimosamente, esto no es sino una muestra más de que la FEUE en ese momento ya había perdido gran parte del color rojo de sus venas, además del sentido original de su liderazgo social, para recaer en intereses de polaridades políticas en la que parece que los extremos se tocan.

Un paso hacia atrás

En una entrevista ofrecida al periódico Opción, Javier Rojas afirma que desde su preuniversitario el Frente Revolucionario de Izquierda Universitario, FRIU, se ganó su confianza. En una entrevista igualmente afirma ser, aparte de su cargo en la FEUE, “secretario del FRIU”. Adicionalmente, se ha catalogado reiteradas veces como opositor al actual Gobierno, desde octubre del 2013 cuando asume cargo de la FEUE, a esgrimido argumentos como por ejemplo que “el cambio de la matriz productiva (…) no es nada más que una propuesta demagógica en su busca de crear mano de obra barata”. Esto ligado al hecho de que la FEUE, pocos meses antes, no escatimo en mostrar su respaldo a la candidatura de Alberto Acosta a la presidencia del Ecuador.

Javier Rojas fue electo, según el menciona, en el 45vo Congreso Nacional de la FEUE, celebrado entre el 25 y 26 octubre del 2013 en la Universidad Técnica de Cotopaxi. 1394794_404016026390648_247336320_n Janio Cerezo, actual presidente de la Universidad Estatal de Guayaquil, Universidad en la que Rojas estudia, en una entrevista para Diario El Telégrafo dice que “su elección, en 2013, fue producto de un congreso en el que asistieron miembros del FRIU y exemepedistas que los hicieron pasar como miembros de asociaciones, por eso la mayoría de filiales lo desconocen.”

Carlos Iza, presidente de la Universidad Técnica de Manabí, en otra entrevista, adiciona que “Rojas no es parte tampoco de la  Asociación o Escuela de ninguna  universidad pública del país y fue electo por un grupo de amigos del mismo partido político (MPD), por lo que su presencia en la dirección de la FEUE no es legítima y eso queremos cambiar”.

En una entrevista en la que debatieron Javier Rojas y Carlos Muñoz, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central del Ecuador, con Diego Oquendo, Rojas diría que resultan absurdas las consideraciones de la ilegitimidad de sus elecciones y mencionó que no tiene que ser representante de una Universidad para ser representante de la Federación Nacional. Esto tendría sentido, como menciona un amigo mío, solamente si todos los estudiantes Universitarios Públicos del país hubiesen votado por él. En esa ocasión Rojas también mencionó que, por ejemplo, Rafael Correa no tuvo que ser ni Prefecto ni Alcalde para poder candidatizarse a la presidencia del Ecuador. Claro, eso tiene sentido porque para las elecciones presidenciales todo el país esta llamado a votar, o, ¿acaso para ser presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, Correa no tuvo primero que ser presidente del Ecuador?

El preludio de la Nueva FEUE Nacional

El nacimiento de la noción de la necesidad de una nueva FEUE Nacional es sin duda bastante largo, podríamos decir que en algunas mentes la idea rondaba antes de que muchos de quienes leemos este escrito hayamos si quiera nacido, pero su posibilidad fáctica se acrecenta sin duda en los últimos años. Uno de los factores quizás más claros de eso es que, de manera paulatina, muchas de las FEUEs filiales comienzan a tener directivas autónomas. De entre los eventos más emblemáticos de este proceso, quizás la reelección de Carlos Torres en la Universidad Central del Ecuador, con 15.779 votos, sobre el FRIU con 7.877, sea una de las más icónicas, que demostrarían en su momento una tendencia que ya estaba gestándose como nacional debido a similares resultados en diferentes provincias del país.

El Martes 11 de Noviembre de 2014, doce de las quince federaciones adherentes a la FEUE Nacional, las antes mencionadas con directivas independientes al MPD, desconocieron públicamente a la actual directiva Nacional, y llamaron a elecciones para “refundar” la representación estudiantil. Pablo Briones, actual presidente de la Universidad de Cuenca resumió el proyecto diciendo que “Debemos ser políticos, actores de cambio pero no partidistas. Hay que respaldar las políticas positivas pero manteniendo la criticidad desde las aulas y la academia”. Entre las razones para desconocer a la directiva nacional, por ejemplo, se resaltaron cosas como que esta nunca permitió a las FEUEs filiales el reunirse con alcaldes del país por el tema del alza de pasajes. 1505537_1535088433408728_4281173297168115594_n Según manifiestan los representantes de estas doce FEUEs, no han sido pocas las reuniones que se han necesitado para llegar a este punto. Luego de desconocer a la Directiva de la FEUE Nacional, se dieron varios Consejos Nacionales de las doce FEUEs, el primero sería en Ambato en el mes de diciembre, el segundo en Manabí en Febrero y hace poco el tercer Consejo en Esmeraldas. De los diferentes Consejos se desprendió también la convocatoria oficial a elecciones de la Nueva Directiva Nacional. El 11 y 12 de Abril, en Consejo Nacional de la FEUE se designó a los responsables de llevar a cabo las elecciones. Sebastián Machado, coordinador del proceso electoral, diría sobre la postura de las FEUEs filiales: “Estamos claros en que necesitamos una nueva FEUE que responda a intereses de los universitarios y no a intereses de partidos políticos, ese es el objetivo de la asamblea”.

El 15 de Abril los y la representante de las doce FEUEs filiales presentan un manifiesto en el que se convoca al Congreso Refundacional de la FEUE Nacional, a realizarse el 29 y 30 de Mayo de 2015.

Congreso Refundacional de FEUE Nacional

La Federación de Estudiantes Universitarios Particulares del Ecuador, FEUPE, fue invitada como veedora del Congreso Refundacional de la FEUE, por lo que asistí junto con el Coordinador Político Nacional, Leonardo Arias, y el Coordinador de los Representantes de las Universidades Particulares a la Asamblea de Educación Superior, Patricio Tixicuro.

El viernes 29, todo comenzó en la Universidad Estatal de Guayaquil. Luego de dar inicio al congreso en el auditorio de medicina de dicha Universidad, las y los estudiantes que se dieron cita emprendieron una marcha por el día del Estudiante Universitario, en conmemoración a los 46 años de la matanza de los estudiantes en Guayaquil. La marcha partió desde dicha Universidad y llegó hasta la Casona Universitaria, ubicada en el sector de La Bahía.

marcha FEUE

En la tarde comenzaron los debates sobre las reformas al estatuto de la FEUE, mismo que no había sido revisado desde 1983. Se decidió que este periodo de la FEUE fuese de transición y que su directiva dure únicamente un año, en lo posterior se decidió que las directivas duraren dos años, además de otros cambios.

El día siguiente se procedió a, en Asamblea de los representantes de las 12 FEUEs filiales, aprobar el Estatuto. En función de la aprobación del estatuto, esa misma tarde se procedió a las elecciones de la directiva.

Para las elecciones se contó con 720 estudiantes empadronados, 60 por cada universidad, para que aquellas con menor número de estudiantes tengan las mismas oportunidades. Al terminar el conteo, con más de 95% de votos positivos, Daniela Oviedo, presidenta de la Universidad Estatal de Milagro, y la única presidenta mujer de las doce FEUEs filiales, es electa presidenta de la FEUE Nacional, convirtiéndose así en la primera mujer en ocupar este cargo en la historia de la FEUE. Esto sin duda resulta una señal de que el cambio de Era llego ya al movimiento estudiantil en el Ecuador.

04-06-15-politica-deuda_cd3fe730314744ba8880ad138881483b

La Nueva FEUE Nacional

Directiva: Daniela Oviedo, Universidad Estatal de Milagro, Presidenta
Carlos Muñoz, Universidad Central del Ecuador, Primer Vicepresidente
Carlos Iza, Universidad Técnica de Manabí, Segundo Vicepresidente
Pablo Briones, Universidad de Cuenca, Tercer Vicepresidente
David Pérez, Universidad Técnica del Norte, Cuarto Vicepresidente
Héctor Bowen, Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Secretario General
Haydee Reyes, Universidad Técnica de Machala, Secretaría Académica
Jefferson Morales, Universidad Estatal Amazónica, Secretario de Comunicación
Marcos Suquitana, Universidad Técnica Luis Vargas Torres de Esmeraldas, Secretario de Relaciones Internacionales

Propuestas de la Nueva Directiva de la FEUE Nacional:
• Recuperar la calidad y excelencia académicas de las instituciones de educación superior.
• Que las universidades vuelvan a ser el lugar de debate, de producción de conocimientos y aporten al enfrentamiento de los problemas de la realidad nacional.
• Defender el derecho a la gratuidad en las instituciones de educación superior públicas del Ecuador.
• Vigilar que las universidades oferten mayor cantidad de cupos para el ingreso de aspirantes a las diferentes carreras.
• Lograr que se respete lo establecido en el Reglamento de Gratuidad, referente al seguro de salud obligatorio para estudiantes.
• Vigilar que los docentes cumplan con los requerimientos y perfiles establecidos en la normativa vigente.
• Vigilar que se respete el cogobierno y apoyar iniciativas y liderazgos estudiantiles bajo la perspectiva de valores y derechos.
• Crear programas de fortalecimiento en idiomas para que los estudiantes de las universidades públicas puedan aplicar a becas con mayor facilidad.
• Fortalecer liderazgo universitario de grupos históricamente excluidos.
• Propondremos reformar el decreto 16, en defensa de las organizaciones sociales.
• Crear programas de denuncias Online sobre las irregularidades y corrupción en las Universidades públicas.

“Somos rebeldes pero no violentos” – Daniela Oviedo
“Será una federación independiente, que luche por nuestros intereses, no los de un partido” – Janio Cerezo
“Esta generación ya no lanza piedras en nombre de nada, esta es una nueva generación que lanza ideas” – Carlos Muñoz

directica FEUE

Para ejemplificar que retos tiene la directiva de la nueva FEUE Nacional, citaré nuevamente al sucesor de Jaime Roldos: “El movimiento estudiantil universitario, cuya influencia políticas en ocasiones llegó a ser determinante, actualmente carece de simpatías en la opinión pública y poco o nada cuenta en la vida nacional. Por las razones anotadas se enajenó de las realidades del país y de los problemas populares sentidos por la comunidad. Su radicalismo verbal, su activismo político y su belicosa lucha callejera lucen agotados”.

Esa es la realidad que debe cambiar la actual FEUE, puesto que lastimosamente esa misma imagen es la que se ha mantenido durante las últimas décadas. Cabe resaltar que en estos momentos el destino de la FEUE Nacional depende, no únicamente la directiva nacional, sino de todas las FEUEs filiales que han levantado este proceso, además de todas las y los estudiantes universitarios públicos del país, ya que el carácter de la consciencia colectiva es el catalizador de cualquier proceso profundo. De una manera inequívoca podría decir que el solo hecho de haber coordinado acciones de manera tal como para independizar el movimiento estudiantil ya es logro memorable, pero fuera de ser este el fin de un proceso, es tan solo el comienzo de muchos más. Dependerá de la fuerza de los cimientos que se gesten en este periodo el resultado que se logré de la Nueva FEUE Nacional.

Cada generación debe escribir su propia historia. Los pasos que se necesitan deben ser contundentes y veloces, la historia no espera y los estudiantes necesitan recuperar su ruta política. Como Presidente Nacional de la FEUPE dejo manifiesto mi apoyo a la Nueva FEUE Nacional, a las FEUEs filiales que tomaron la resolución de independizarse sin pensar en nada más, y a Daniela Oviedo, nueva presidenta de la nueva FEUE Nacional, y sus compañeros de directiva. Espero que juntos, estudiantes universitarios públicos y privados representados en la FEUE y FEUPE Nacionales, podamos, como parte de una sola generación ¡cambiar nuestra historia!

¡Que vivan los estudiantes!

odz1YPNp

“Una realineación de las fuerzas que operan al interior de la Universidad y una redefinición de su pensamiento político parecen inevitables. De ser así, en el futuro, en las Universidades públicas probablemente adquirirán influencia los movimientos estudiantiles que valoren la excelencia académica que atribuyan una importancia mayor a los estudios y a la investigación científica y que preocupándose por los problemas nacionales no caigan en una perjudicial y sectaria lucha partidista; en otras palabras, movimientos que sigan una línea gremialista parecida a la prevaleciente entre los estudiantes de las escuelas politécnias y de las universidad católicas.” – Crisis y reforma de la Universidad Ecuatoriana 1992.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s